Remolacha horneada con berro, avellanas naranja, semillas de mostaza negra y aderezo de Vinagres de Jerez

Asar las remolachas con Vinagre de Jerez realza su dulzura y sabor. Las remolachas tiernas se ponen en capas en esta ensalada que se completa con un aderezo usando semillas de mostaza, un poco de zumo naranja y las notas agridulces del delicioso vinagre de Jerez Moscatel para un balance perfecto.

Para 4 personas
Tiempo: 1 hora 15 minutos
INGREDIENTES
4 remolachas crudas grandes
2 dientes de ajo
2 ramitas de tomillo
100ml Vinagre de Jerez Reserva Barbadillo
40g avellanas enteras
60g berro
75ml aceite de oliva extra virgen
2 cdita. de semillas de mostaza negra
1 naranja
75ml Vinagre de Jerez Reserva al Moscatel

PREPARACIÓN
Precalentar el horno a 200C.
Corta cada remolacha de manera que solo queden algunos centímetros de tallo en cada extremo. Pon las remolachas en el recipiente para hornear junto con el ajo y el tomillo. Vierte el vinagre de Jerez junto con 50ml de agua.
Cubre el recipiente y hornea alrededor de 50 minutos hasta que las remolachas estén tiernas al punto del cuchillo. Sácalas a un plato para que se enfríen.
Mientras tanto, coloca las avellanas en el recipiente y hornea durante 5 minutos hasta tostarlas. Coloca las avellanas tostadas sobre un paño limpio y frota hasta quitar las cáscaras.
Una vez se haya enfriado la remolacha, recorta los extremos, frota la piel hasta que esta se desprenda y corta la remolacha en rebanadas o trozos, según prefieras. Traspasa al plato para servir y añade el berro. Tritura las avellanas tostadas y esparce generosamente por encima.
Calienta el aceite de oliva en una sartén pequeña, añade las semillas de mostaza y en el momento que comienzan a explotar retíralas del calor. Mezcla el zumo de naranja con el vinagre de Jerez Moscatel. Vierte el aderezo sobre el plato con la remolacha y el berro, usando todas las semillas de mostaza. Muele pimienta sobre todo el plato y dispersa algunas escamas de
sal. Sirve.