Chalotas agridulces

Las chalotas horneadas con ajo, mantequilla, tomillo, pasas, azúcar, un poco de canela y – como elemento crucial – con el vinagre de Jerez que hace que el plato se convierta en un melado agridulce y suave al derretirse.
Deliciosas para servir de cualquier manera, sea en frío o en caliente, en platos con cerdo, carnes o quesos de cabra.
(Nótese que el Vinagre de Jerez Reserva en la receta puede ser sustituido por Vinagre de Jerez Reserva al Pedro Ximenez.)

Para 4 personas
Tiempo: aproximadamente una hora
INGREDIENTES
500g chalotas pequeñas y redondas
3 dientes de ajo
5 ramitas de tomillo
1 ½ cucharadita de canela molida
80grms de pasas
1 y 1 / 2 cucharadita de azúcar moreno suave
30g mantequilla
50ml aceite de oliva virgen
75ml Vinagre de Jerez Reserva al PX Barbadillo
PREPARACIÓN
Precalentar el horno a 200C.
Pela las chalotas y ponlas en una bandeja de horno que tenga la capacidad de posicionarlas ajustadas en una sola capa. Añade los dientes de ajo con su cáscara, junto con el tomillo, la canela molida, las pasas y el azúcar. Corta la mantequilla en piezas pequeñas y espárcela.
Vierte el aceite de oliva más 50ml de agua. Sazona con sal y mezcla todo junto.
Pon la bandeja en el horno y hornea hasta que las chalotas estén tiernas y la salsa sea un glaseado pegajoso que tomará de 40 a 50 minutos. Remueve las chalotas un par de veces mientras se hornean.
Tritura los dientes de ajo hasta separar la cáscara de su carne y mezcla el ajo junto con la salsa de pasas. Tira la cáscara del ajo y las ramitas de tomillo.
Sirve de una vez o almacena en un tarro en la nevera.