Proyecto de apoyo a la Conservación del Charadrius Alexandrinus

(Chorlitejo Patinegro)

El detalle, lo singular de una biodiversidad enorme

Barbadillo es territorio, es Cádiz, es un estrecho vínculo con su gente, su cultura y su naturaleza. Todos nuestros vinos llevan en cada gota de alguna manera este complejo entramado de relaciones entre hombres y mujeres, la tradición heredada y el entorno en el que se asientan sus viñas. Nada podría existir sin lo otro.

Vínculo patinegro-1

“Patinegro, nuestro recientemente creado vino ecológico, nos invita a dar un paso más y mirar con detenimiento la vida que se despierta nuestras playas cada día, bajar al detalle, a lo singular de una biodiversidad enorme.”

Vínculo patinegro-2

Elegimos a este pequeño pájaro como emblema de nuestra nueva apuesta vinícola por ser un ave en situación altamente vulnerable que habita en las zonas de litoral y que nidifica en zonas dunares y humedales, conocida como chorlitejo patinegro. Un vino por tanto que nace como una proclama, que no recuerda la necesidad de cuidar el ecosistema costero, tan extraordinario y tan castigado hoy en día y al que nuestros vinos le deben tanto.

Vínculo patinegro-3
Vínculo patinegro-4
Vínculo patinegro-5

El proyecto de apoyo a la Conservación del Charadrius Alexandrinus (Chorlitejo Patinegro) ha conseguido conectar diversos actores clave, trabajando en una cadena de eslabones únicos y fundamentales. Así, colabora Parques Naturales de la Junta de Andalucía (Parque Natural Bahía de Cádiz y de La Breña y Marismas del Barbate), la Universidad de Cádiz y las Asociación de Voluntarios Medioambientales de Trafalgar, La Asociación Federada de Caza el Cartucho y el Centro de Adiestramiento Sierra del Retín y el Cuartel de Torregorda del Ministerio de Defensa. 

Nada, ni los buenos vinos
ni la conservación de nuestra tierra, 

pueden hacerse con un único ingrediente

 

Vínculo patinegro-6
Vínculo patinegro-7

Caras y nombres singulares, como Dori Iglesias (presidenta de la Asociación de Voluntarios Trafalgar) o Alejandro Pérez (director de los Servicios Centrales Salinas la Esperanza de la Universidad de Cádiz), entre muchos otros, que con su dedicación y entusiasmo, su tesón y su pasión, nos recuerdan que así como pasa en nuestras barricas, cada uno de nosotros somos el fermento de un buen resultado. Que poco a poco, sin pausa, combinando todos los ingredientes de una buena uva o un territorio diverso, nuestras acciones marcan una diferencia.

Este año, nuestro segundo vino ecológico lleva el nombre de Patinegro y el primer chorlitejo patinegro hembra que ha sido anillado en la playa de Canillas lleva como nombre “Barbadillo”. Esperamos que en posteriores años podamos verla de nuevo anidando en nuestras playas, como augurio de largos viajes y kilómetros por delante, tanto a nosotros como a ella.

Vínculo patinegro-8
Vínculo patinegro-9